Elecciones EEUU. De lagartos y cerdos agridulces

Elecciones EEUU. De lagartos y cerdos agridulces

Sinceramente, ésta entrada quería haberla escrito a lo largo de la semana pasada o como muy tarde ayer, pero debido a falta de tiempo me veo escribiendo éstas líneas aún con el estupor de levantarme por la mañana y al ir a apagar la alarma del móvil observar que todas las redes sociales sacan humo por el hecho de que ya hay nuevo presidente en los Estados Unidos de América: Donald Trump.

Donald Triumph

En la entrada que tenía pensada escribir, relataba con todo tipo de detalles el absurdo de éstas elecciones. Las peores elecciones que se recuerdan en dichos territorios, donde ninguno de los dos aspirantes al “trono” aspiraban a más que al del WC de su casa. Todo olía mal, una Hillary casposa continuista de tratados como el TTIP, alianzas saudíes, ocupaciones de países y un largo etcétera que la convertían en un error apoteósico de voto, y eso sin contar con el poco carisma que representaba además de todas las sospechas consipranoicas que circulan a su alrededor: desde su fuera interno “reptiliano”, hasta su desdoblamiento en el famoso ahora desfallezco, ahora aparezco un ratito después pesando 10 kg menos y con vitalidad para subir el Everest…
Todo olía mal.

Hillary Clinton

Estaba muy claro que había sido el títere escogido para representar a USA y se esforzaron en ello.
¿Cómo podían hacerlo? Muy fácil, sacando un contrincante todavía peor. Y aquí es donde entra el dandy de la historia: El puto loco del señor Donald Trump.

Donald Trump

Todo el mundo lo odia por su personalidad ególatra, xenófobo, racista, arcaico, homófobo,.. y un largo etcétera que lo hacen poco más que el demonio o gilipollas más profundo que pueda representar a alguien en la sociedad.
¡¡Ni su propio partido lo representaba, se apartaron de el como de un apestado!!
Era por todos sabido que si acababa en la apuesta final por el poder cualquier otra opción por el Partido Republicano, se comerían a la pelele de Hillary, ¿pero Donald Trump? ¡¡Estaba ganado!!

Esto justificaba en redundancia que era todo un maldito complot escenificado al máximo de que antes de las mismas elecciones, ya había ganador.

Elections

Aún así, a pesar de que el menos malo de los dos, bajo mi tela de juicio y de la de cualquier persona con dos dedos de frente, fuese la fémina candidata, Donald Trump ofrecía un regusto agridulce al más puro plato típico de menú restaurante chino. Era como una de esas bolas de lo que dice ser cerdo, pero sabemos que no lo es y es algo peor que eso, que por si fuera poco, lo fríen en aceite reutilizado hasta la saciedad y ya para rematar tamaña abominación lo sumergen en una salsa más dulce y espesa que la miel…pero aún así, lo probamos y hasta nos gusta, sabiendo que nos está pudriendo las entrañas..

Éste loco showman, (insisto en que más allá de lo sumamente demoníaco que pueda ser), es un golpe al poder establecido. Es un tío que dice querer cargarse todos los tratados comerciales, que tiene intención de cambiar toda la política interna, que va a desestructurar en definitiva el país y aquí es done radica el punto ese de contraste salado/dulce y donde hay que parar a reflexionar. Quizás éstos cambios radicales, éstas revoluciones extremas, es lo que se necesite..

En éstas elecciones Americanas, igual que con el Brexit, igual que lo que se intentó en Grecia, o los movimientos como el 15M y las formaciones de gobiernos alternativos que se han intentado en España, es donde se ha demostrado la situación real de la sociedad.

La sociedad humana está podrida, estamos tocados y hundidos. Sin entrar en la calidad de los valores actuales, la única opción que queda para cambiarlo todo es abrir brechas como sea posible y es donde se está reflejando. La gente sabe que vota a mal, pero es la única manera para lanzar el grito a los de arriba. Hasta que sea un Trump o cualquier Chikilicuatre aupado por las masas que prometa un cambio radical, el que lo acabe destrozando de verdad. Que la líe. Que se prenda todo fuego.

Civil world war

Y una vez haya ardido todo, con las cenizas de lo que pudo haber sido y no fue, tengamos que volver a empezar. Todas las civilizaciones han tenido su apogeo y su caída. Ésta hace mucho que se asoma al precipicio.

Aún así, lo más curioso de todo es que ésta mecha la pueda llegar a prender un multimillonario americano..

Por lo pronto, sin parecer catastrofista, voy al súper a comprar unas cuantas botellas de agua, latas de conserva y pilas.. por aquello de los “porsi’s”..

 

Deja un comentario