Florituras diarias

Florituras diarias

Pasado el ayer, camino del amanacer del día que sigue.
Compaginando saltos perezosos con pura energía rodeada de arrogancia en la fina línea trazada a lápiz que es el hilo del funambulista disfrazado.
Aferrando realidades insensibles, incertidumbre preapocalíptica. Profetas acallando órdenes. Sonrisas sujetadas por anzuelos.
Cobijos de subrealidades, neceser de básicas necesidades.
Y saltamos, con y sin miedo. Aplaudiendo y sonriendo de noria a noria en nuestro hilo, buscando cómo bajar o como rendición, equilibrarnos.

Dos más dos de cajón sin cuadrar en el armario.

Dan las siete…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.