Florituras diarias

Florituras diarias

Pasado el ayer, camino del amanacer del día que sigue.
Compaginando saltos perezosos con pura energía rodeada de arrogancia en la fina línea trazada a lápiz que es el hilo del funambulista disfrazado.
Aferrando realidades insensibles, incertidumbre preapocalíptica. Profetas acallando órdenes. Sonrisas sujetadas por anzuelos.
Cobijos de subrealidades, neceser de básicas necesidades.
Y saltamos, con y sin miedo. Aplaudiendo y sonriendo de noria a noria en nuestro hilo, buscando cómo bajar o como rendición, equilibrarnos.

Dos más dos de cajón sin cuadrar en el armario.

Dan las siete…

Deja un comentario